domingo, 6 de mayo de 2007

Enredo

Míralo, tan nacionalista y ahí está de nuevo paseando al perro ese de la nieve. Parece un lobo. ¿Muerde? No. ¿Lo han escuchado hablar con él? Sí, es un ridículo.

Todas las noches Orfeo ¿suplica? a la misma hora para que lo paseen. Como el hombre, el perro también es un animal de rutina; se sienta frente a la puerta de la terraza y ahí permanece –como el guardián que nunca ha sido– hasta que me animo a darle su caminata nocturna.

Listo para desamarrar al husky siberiano, éste rápidamente empieza a dar brincos y a tratar de arrebatarme la soga –su soga– que lo ha mantenido todo el día atado. La excitación del perro ante su paseo inminente es palpable en sus ¿sílabas? (Porque son más que ladridos). ¿Aullidos? Tampoco. Sus sonidos son realmente un intento del que busca hablar, decir algo. Y yo…lo entiendo.

Por sus movimientos de felicidad se enreda con la soga y trato de soltarlo. Pero no. Me enredo; nos enredamos. Me raspa el talón con su soga. Mi sangre brota. Su olor lo desconcierta y en segundos se encuentra lamiendo mi herida: su tersa lengua, cálida y larga, me alivia el ardor. Aprovecho para zafarme del enredo, pero él no para de lamerme hasta que llegamos al portón. Ahí es entonces cuando me mira como si verdaderamente me mirara. Sus ojos azules me dicen que abra la puerta, que ya no se puede aguantar más. Nos entendemos. Me huele la entrepierna, choca su cabeza contra mis rodillas, se mueve de un lado a otro y finalmente abrimos el portón. Salimos y ambos sabemos lo que la gente nos dice en silencio.

¿Lo has visto? Si por lo menos usara camisa y se tapara el matorral que tiene en el pecho. Está fofo, ¿verdad? Sí. ¿Tiene novia? No. ¿Con quién vive? Solo, con el perro.

9 comentarios:

Manny dijo...

nadie mas cafre que yo.. garantizado con documento y todo..

Iva dijo...

me gusta el nombre del perro...orfeo. fue un placer conocerte el sábado.

Luis Ponce Ruiz dijo...

manny:

Pues, bienvenido a tu tribu. Tu blog está brutal.

iva:

Sí, Orfeo (como el perro de Niebla); me alegra que te haya gustado. Fue chévere conocerte y ahh, estos encuentros tienen que repetirse.

ojitos dijo...

'me mira como si verdaderamente me mirara'
esa linea me parecio genial...adorei te conhecer o sabado passado...
a gente se fala,

Iva dijo...

no sé por qué, pero el nombre me hacía pensar en la película de brasil, orfeu.

Luis Ponce Ruiz dijo...

ojitos:

Sim... é certo que haje uma churrascaria na Pracinha de Santurce?
Obrigado por sua visita.

Iva:

Hmmm, creo que he visto Orfeu, pero no me acuerdo(dame referencias...). Mi perro realmente tiene un nombre bien mundano (y nada nacionalista): Kenny. Hasta la próxima.

J.J. Rodríguez dijo...

Luis, el cuento está fantástico, me gustó como cambias las voces, sería un buen ejemplo del indirecto libre.
JJ

Iva dijo...

La vi cuando tomé una clase de cine y literatura. Está basada en Orfeu Negro.
http://www.imdb.com/title/tt0183613/

Luis Ponce Ruiz dijo...

J.J.:

Pues por poco leía este en el Campeonato del viernes, pero me decidí por lo que ya bien conoces.

Iva:

Gracias por el enlace. Alquilaré la peli. Ah, y fue bueno saludarte el viernes también, junto a las otras celebridades blogueras. ¡Chau!

La tribu errante