jueves, 7 de junio de 2007

Un intento de cuento (y plagio)

Rocamadur lo llaman sólo cuando está desnudo y se sienta en la silla de rattan a leer Rayuela de Cortázar. Se buscó ese nombre por querer tanto a Francia y a ella. Ven, Rocamadur, para que me cuentes los lunares del cuerpo. ¿Cuánto son? Veintitrés, ni más ni menos, Rocamadur, cuenta bien, hazme el favor. Y Rocamadur contaba y cada vez que los contaba los besaba y aprovechaba pasear su boca por la totalidad de su piel descubierta. Así se hace, Rocamadur, largo y tendido como si el tiempo no existiera en esta república de lo prohibido que creamos.

Rocamadur obedecía porque quería, no porque estuviera obligado, atrapado. Le contaba los lunares, pero además le frotaba el cuerpo y se lo limpiaba con toallas calientes y húmedas. Eres genial, Rocamadur, me conoces tan bien. El escuchaba esto y sonreía. Besaba y sonreía. Chupaba y sonreía. Gemía y suspiraba. Era Rocamadur, el lector desnudo de Cortázar.

7 comentarios:

no apta para la humanidad dijo...

Interesante. Al principio me pareció leer algo felino en los movimientos de "Rocamadur" pero dado el intercambio un poco esclavo/amo me estoy imaginando una dinámica un poco más interesante...
Aunque, debido a mi relación traumática con Rayuela, en mi mente la dinámica es del lector con la novela misma, que la novela le habla y le obliga a leerla, a acariciarla, a besarla y obedece con gusto hasta sonreír. Pero bueno, yo llevo un matrimonio disfuncional con ese libro, me seduce en la misma medida que me hiere, así que probablemente estoy loca.
En todo caso me gustó la sensualidad y el ritmo de este texto. Y como ves, me dejó intrigada.
Ah, y me fascinó esta oración: "Así se hace, Rocamadur, largo y tendido como si el tiempo no existiera en esta república de lo prohibido que creamos."

Luis Ponce Ruiz dijo...

Oye, gracias por el tremendísimo comentario. Aciertas en la relación 'especial' que la novela tiene con los lectores. Esta entrada tiene un origen de lo más poético e interesante...pero ahí lo dejo: me gusta dejar a mis lectores intrigados...

Lee aquí más sobre cómo Cortázar ideó 'Rayuela':

http://www.minas.unalmed.edu.co/facultad/escuelas/ingorganizacion/comunicaciones/larevista%20495.htm

Luis Ponce Ruiz dijo...

Disculpa, aquí está el enlace completo:

http://www.minas.unalmed.edu.co/facultad
/escuelas/ingorganizacion/comunicaciones/larevista
%20495.htm

Iva dijo...

No sé como me he zafado de leer Rayuela, pero todavía es la hora que no lo he hecho. A pesar de no tener el referente, el texto por el texto tiene una cadencia seductura que me parece genial. Tiene un poesía muy inherente, como si los movimientos de los personajes fuese la poesía en sí.

Luis Ponce Ruiz dijo...

Iva:

Pues yo solamente me he leído algunas pocas páginas de 'Rayuela', pero bueno, he tenido otros acercamientos con el texto. Además, me impactó mucho leer el ensayo en el enlace que le escribí a No-Apta.

Gracias por tus observaciones. Pero no sólo los personajes, sino nosotros (los personajes de la "realidad") tenemos que hacer todo lo posible para inundar de poesía nuestros movimientos.

Madam dijo...

Tendré que leer Rayuela. :) La querida amiga no apta para la humanidad tiene una relación de amor/odio con ella. Jejejeje. Estoy como Iva.

Me apasiona la idea de contar lunares. Algo así como unir los puntos. ¿y la que tenga pecas? Se amanecen. :)

Luis Ponce Ruiz dijo...

madam:

Y si no los tiene, se los dibujo como excusa para seguir jugando a expedicionario por todo su cuerpo.

La tribu errante