lunes, 17 de marzo de 2008

La insoportable sobriedad de Jefté

Vístase de verde y blanco para escapar al álbum de sus pensamientos y emociones. No tome píldoras ni mucho menos se endrogue: este viaje con escalas no reseca la boca.

Jefté

Lo conozco hace 10 años y sólo hace uno descubrí que se llama Jefté. Nunca pensé que entre su primer nombre y apellido había un personaje bíblico. (Tampoco invoque religiones ni teorías creacionistas ni nihilistas: respire hondo porque para volar no hace falta Red Bull). Jefté lo llamaban en Radio Universidad, en la biblioteca de CoPu, en el estudio de filmación y yo insistía en llamarle Luis, Luillo, Lacourt. La cancha en francés y lo suyo era pista y campo en la high. No busque el arrebato ni llame a Kundera por plagio: lo insoportable es muchas veces lo desconocido y la gran mentira de creerse rebelde en un mundo que regula hasta lo ilegal.

Jefté no chupa de la teta del cliché. Chupa más bien de una taza de cerveza vacía, de una pipa de crack desprovista de su piedrita, de un porro huérfano y con sabor a polvo. Jefté vive de sus profecías instantáneas, del rubor que causa el relampagueo entre las manos de dos extraños que se gustan, de la posibilidad -casi inasible- de ser más humano sin recurrir al exilio de la indiferencia, de la apatía, del enojo. Jefté es quizás el mesías del pueblo abandonado por Yuquiyú.

Yo creo en Jefté porque aparece en fotos a las que no ha sido invitado. Porque en él las patillas adquieren sutileza de notas musicales sin él ser músico; porque me causa una inexplicable euforia de señalar al fotógrafo en ese preciso instante en que Sérgio Méndes amenizaba la fresca noche bayamonesa. Creo en Jefté porque mi tía lo catalogó de esquizofrénico cuando en él las apariencias son un teatro, una farsa que se abre camino con las artes marciales del anime.

Dile no al lugar común y sí a las patillas de Jefté.

-Pues sí, -me cuenta Jefté con su mirada depositada en el fondo de su vaso de agua- me gustan los Oldies y Dick Clark es mi Dios y Kurosawa está sentado a su derecha.


"Hacia el oeste, les digo, allí Elvis vive todavía ".

La velada se transformó para recibir a Nino Bravo y ABBA. Después más favoritos de Dick Clark gracias a los LP's de mi papá. No bailamos porque Jefté consumió la acción toda. El rumor de los cuchicheos se escuchaba a mis espaldas: eran mis invitados que no paraban de preguntarse "¿y quién es este amigo de Ponce? No estudia en Derecho, ¿verdad?".

"La pornografía nunca es buena, mata el alma y la envenena".


>No, no estudia Derecho porque cree en las sagradas escrituras del cómic

>Jefté, serás mi asesor literario, pero yo sé más de Carmen Luvana que tú de Kurosawa.


La piñata de cumpleaños nunca bajó y el único cartón que se quebró fue el de la leche FoodClub con que nos comimos el bizcocho de chocolate de Kirkland Signature. Ya no hay una fiesta sin productos comprados en Costco: la homogenización de la globalización llama a medidas urgentes, a actuaciones desesperadas, a evitar el capeo de todos los días y a vernos de frente sin necesidad de un espejo. La tendencia es ya un regreso a los productos auténticos, a la reinterpretación de lo tradicional, al esfuerzo por retomar lo original: al Kabuki sin maquillaje.

La catarsis de la globalización.

10 comentarios:

Jota J. dijo...

Ponce, vamos hacer un movimiento para llevar a Jefté a la Fortaleza, a ver si así le contagia un poco de esa sobriedad a los políticos de este país.
!Viva Jefté y sus contundentes sentencias!
Te pasáste Ponce.

Luis Ponce Ruiz dijo...

Jota J.:

La sobriedad de Jefté no es una aburrida, encarcelada en un molde sino descabellada y explosiva. Es una bomba que muy bien podríamos utilizar frente a La Fortaleza porque no inflige daño, sino que crea incomodidad a los que no están seguros de sí mismos.

Mercedes dijo...

¡Saludos! Lo felicito por la excelente descripción que usted hizo sobre nuestro amigo en común. ¡Mejor no te podía quedar!

Por cierto, deberías pagarle regalías a Jefté por toda la promo que te ha hecho con tu página jeje. Gracias a esto, me voy a convertir en seguidora de tu blog porque me gusta tu estilo. ¡Hasta lo puse en "bookmarks"!

Luis Ponce Ruiz dijo...

Mercedes:

Jaja, Jefté se las trae siempre y me entusiasma que mi descripción les haya gustado a sus otros amigos...No sé, creo que toda esta reacción positiva puede dar lugar a un homenaje a Jefté...eso sí, que no sea uno de esos homenajes del Capitolio...esos no valen la pena.

Gracias por la visita y auspicio: no quedarás defraudada!!

Meche dijo...

Fíjate, el homenaje se le podría hacer en el programa de La Comay. Jefté puede ir de invitado de honor y sentarse al lado de la Comay y Héctor Travieso. Sé que eso lo llenaría de mucha emoción!! Se puede coger una hora completa y presentar fotos y videos de él (y de esos dos tengo de sobra ja!). Luego de eso, pueden tomar textos que haya escrito Jefté y subrayar con un "highlighter" las partes más importantes para mostrarlas en la pantalla mientras Héctor las lee y dramatiza con su guille de mamitongo de telenovela ochentosa.


(Por si aca, soy Mercedes. Es que cambié el display name por Meche porque así me dicen.)

Luis Ponce Ruiz dijo...

meche:

Sí...¡¡quiero ver a Jefté en TV ya!! Por ahí vi un video que hizo él sobre una "banda" llamada las Iguanas del Norte (ahora que las iguanas están tan a la moda, ¿no?) que creo que sería fabuloso para transmitirlo ininterrumpidamente por las ondas de todo el país. ¡¡El pueblo jamás lo olvidará!!

Meche dijo...

¡Jajaa ese videito de las iguanas es un éxito! Y dicen por ahí que aparente y alegadamente hay otro video de un chico con patillas y jacket verde bailando el clásico "Obsesión" de Miguel Mateos mientras sostiene un pianito/sintetizador ochentoso Casio. ¿He dicho nombre yooooooo? Nooo y para nada es Jefté, porque pueden haber muchos chicos con patillas y jackets verdes...o quizás no. ¡Vamos al próximo bochincheeeee!!!!

Y pensar que en la granja del Capitolio pierden el tiempo investigando el video 59, cuando hay otros videos más interesantes. ;)

Luis Ponce Ruiz dijo...

Meche:

Creo que lo mejor sería compilar una filmoteca Jefté, contigo como curadora de tan grandes hazañas fílmicas.

Meche dijo...

Luis:

Otra opción sería hacer un DVD “special edition” con todos los videos y que tenga "special features" como:
-“audio commentary” de la directora (o sea, esta servidora), Jefté y otros que hayan participado en los videos
-“behind the scenes” con entrevistas a todos los involucrados
-entrevista exclusiva con Miguel Mateos para saber qué piensa de que su clásico “Obsesión” sea bailado por tan singular criatura
-subtítulos y doblaje en japonés e irlandés

Puede que el DVD resulte en una de dos cosas: que sea el éxito más grande que haya parido madre; o, como diría ese gran prócer Tavín Pumarejo, ¡que termine en la “cúspide del fracaso”!

nashycodicia dijo...

WOW! lo li completito jaja el esmi profesor! no sabia que era tan cool... O_O

La tribu errante