miércoles, 30 de abril de 2008

Se crea un vacío culinario...

...porque Yuan cierra. Legendario restaurante chino en pleno corazón de la Milla de Oro, el Yuan significó para mí, mi familia y mis amistades el mejor restaurante oriental del Área Metro. Fue allí donde, durante mi adolescencia, probé por vez primera los dumplings al vapor, rica experiencia que catapultaría mis gustos hacia todo lo que tenía que ver con la comida china. Recuerdo también que llevé a almorzar allí a una maestra mía, pero de esa experiencia no hablaré ahora...esperen la novela.

Esta fue la noticia en El Nuevo Día (de hecho, el énfasis de la nota lo tiene el cierre de TGI Friday's, lo que no me molesta en lo absoluto desde el punto de vista gastronómico, ya que la comida de estos pseudo-restaurantes era mediocre y no tan saludable que digamos):

Zabó y Yuan también se van

Asimismo, hoy será el último día de operaciones del restaurante oriental Yuan, ubicado en el Royal Bank Center en Hato Rey. El restaurante, que operó por 24 años, dejará fuera a 15 personas. Su dueño, según informó un empleado, se dedicará a otros negocios.

5 comentarios:

Griselle dijo...

De esto no se mucho, pero si te puedo decir que meeeeeee encanta la comida china, lastima que haga engordar tanto.

Luis Ponce Ruiz dijo...

Griselle:

Dices, "lástima que haga engordar tanto"? Eso será cierto de los Fast Foods chinos que le echan un montón de aceite y MSG a las porciones. El Confucianismo chino entra de lleno a la cocina y es lo que crea el balance entre los ingredientes, las texturas, los sabores y la presentación. Hay muchos vegetales en la cocina china, quizás como en ninguna otra.

La tribu, reseñará comilonas legendarias, comentará de las ricuras de la mesa francesa (harta en cremas y salsas) y de las fritangas boricuas, pero nunca deja de comer sus vegetales.

Meche dijo...

Otra cosa de la “comida china” que sirven por ahí es el famoso “arroz chino” o “frito”, que de chino tiene lo que yo tengo de irlandesa. En China, se comen el arroz blanco sin nada. Ese invento es de los norteamericanos para acomodarse al “gusto” del público, ya que John Doe no consumiría arroz blanco solo y/o con vegetales. Por lo tanto, se tienen que ir por la vertiente grasosa. Además de eso, la higiene que se tiene al preparar comida china de verdad es un “far cry” de la higiene que se tiene en los “fast foods”, ya que para los chinos (al igual que los japoneses, si no me equivoco) la hora de la comida es sagrada y es un ritual.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Luis: comparto tu sentir porque ese era uno de los restaurantes favoritos para ir a celebrar cualquier evento en mi familia o con buenos amigos. El ambiente era como de teatro,bien atractivo con las luces dando directamente en cada mesa con su rosa roja siempre puesta y el contraste del negro y blanco en el resto del lugar. La comida era la MEJOR de todos los chinos habidos y por haber en Puerto Rico. Una pena. Pienso que el sitio no era propicio pero debieron cambiarlo de lugar, no cerrarlo..sniff..

Luis Ponce Ruiz dijo...

Ivonne:

El Yuan era el punto y aparte de los restaurantes chinos. Juguetón e íntimo al mismo tiempo, entrar al Yuan era como un retiro anímico (y gastronómico). Hace un año fui por última vez...qué mucho ha llovido desde entonces.

¡Gracias por comentar!

La tribu errante