jueves, 16 de agosto de 2007

El pelú de la Escuela de Derecho

Creo que soy yo. Ya van tres días de clase y no he visto a nadie con el pelo más rizo y alborotado que yo, a nadie con esta barba que se riega por todo el rostro, nadie con esta actitud de tranquilidad y let me live my life que antagonizan al desespero y rectitud con que muchos empiezan los estudios de Derecho. Me entristece pensar que para muchos de ellos Leyes es el fin de toda su carrera, es a dónde único han querido llegar, dónde siempre supieron que llegarían para ser sólo eso, abogados. Para ellos estos primeros días son el fin de un mundo que jamás acabará: un final constante. Los estudios de Derecho serán el lindo y excelso calvario que seguirán repitiendo durante estos tres o cuatro años de estudios: "Mírenme, estoy jodío en Derecho"; "No me da tiempo ni para seguir con la banda, ni para leer, ni para escribir en mi blog". Ya están los que odian levantarse temprano y, como nenes chiquitos, lloran de su enorme desgracia y grandioso sacrificio. Hay mucho café, demasiado. Yo no puedo con el café por las mañanas: me manda directo al baño. Y están los que como yo que tienen todo el tiempo del mundo para decir que la vida es linda, sobre todo cuando encuentras la palabra precisa para describir el sabor de los pezones de tu jeva en tu boca.

Ja, ja, pero entonces la cosa se va poner chévere cuando vaya la semana que viene con un recorte de abogadillo y me afeite la barba. Los compañeros quizás ni me reconocerán. Muchos de los que me miraron mal, ¿lo continuarán haciendo? Yo seguiré hablando con todos, haciendo comentarios para que la gente comparta y me hable. A algunos ni me les acercaré, no porque emanen negatividad, sino porque todavía no estarán listos para abrirse así, a la primera sin esperar nada a cambio como una historia increíble de mi fin de semana o de cómo mi vida toda ha sido un descuadre y Leyes era la única oportunidad de hacer algo con ella porque no sabía qué más hacer. Yo no compartiré esa historia con ellos porque no me gusta mentir, ni tampoco compartiré la historia de que desde chiquito quería ser abogado. De chiquito yo quería ser una especie de explorador a lo Jacques Cousteau o un astronauta como Yuri Gagarin. Quería descubrir y documentar cosas, poder decir: "Yo estuve ahí primero, nadie me lo puede contar". Creo que ese espíritu se lo debo a mi tío, ahora en Kuwait, que de niños y adolescentes siempre nos llevaba a mis primos y a mí en caminatas o "aventuras" por picos, quebradas, ríos, canales y campos de la Isla. Mi tío Tito...lo bautizamos Tito Jones y así se ha quedado.

Pues a lo mejor esa es la historia que les contaré cuando me encuentre con los compañeros por los pasillos de Derecho. Cuando te hable a ti es porque estarás cerca de mí, demasiado de cerca, tanto que podré oler el olor de tu casa que llevas enredado en la ropa. Y espero que para mi sorpresa me digas: "Vaya, ¿tú no eras el pelú de la semana pasá? Y by the way, ahórrate las palabras: ya leí de Tito Jones en tu blog".

11 comentarios:

Manny dijo...

Yo te recomiendo, si te quieres recortar... ir al Super Cuts en Bayamon pueblo... esta cabron, es rapido, te dan una paleta y tienen revistas VEA con cojones... ua vez llevaron una MAXIM y habia una foto de una mujer con el pezon izquierdo por fuera.. asi que... te lo recomiendo

Madam dijo...

Wepa! Yo llegué a la facultad de derecho con ombligos por fuera y todo. (hace unos añitos) :) Jamás entendí por qué la gente se pone proper. Uy! Alejate de ese grupito.

Me alegra saber que ya hay otro colega bloguero en el mundo togado. :) Ahora es a leer muchas letras chiquitas y gozar en los japi ouers que hacen.

Este post dan ganas de cantar el baile de la pelúa. Pelúa por aquí, pelúa por allá. Jajajaja.

elijah snow dijo...

no sé qué decirte. yo me inclino por ser siempre uno mismo, aunque suene mega cursi y requete trillado. Pero bueno, las cosas cursis y trilladas lo son porque se mantienen siendo verdaderas por grandes espacios de tiempo. Conozco la Facultad de Leyes de la UPR de Río Piedras. Sé de lo que hablas. También conozco a mucha gente de la maestría de Leyes de la Pontificia Universidad Católica de Ponce, en donde el ambiente que describes se hace muchísimo peor, pues allí los profesores se vuelven cómplices del perpetuar los estereotipos cíclicos del buen recorte, la buena apariencia (lo que sea que eso es), la buena imagen (que de acuerdo con ellos no es lo mismo que la buena apariencia, aunque nunca nadie me ha sabido establecer una diferencia entre ambos términos), el buen savoir-vivre (sí, los profesores de ponce se tiran hasta el francés que no entienden) y la buena reputación (porque lamentablemente ahora no te puedes tirar un peo ni en tu casa, porque se jode tu reputación y puedes perder el trabajo). Qué te digo? Creo que en momentos como este hay que acordarse de que la ropa no es otra cosa que átomos y moléculas que uno se pone encima para cumplir un propósito básico de modestia y respeto a los demás, cosa de no andar enseñándole el rabo frontal a los vecinos. todo lo demás, como decía Gabriel García Márquez, es pura hojarasca. Excelente blog!

Luis Ponce Ruiz dijo...

Manny:

Eso de Super Cuts es puro neoliberalismo colonialista. Es increíble que alguien tan cafre como tú se rebaje a la modernidad avanti de Super Cuts.

Madam:

Bueno, tú debes saber muy bien: recién hemos empezado (estamos en la segunda semana) pero ya estoy loco pa'ir a un japi auer...que dure varias horas, claro está.

Yo no tengo nada en contra de los proper...pero me dan la sensación de que toman la Escuela de Derecho como algo sagrado e ineludible en sus vidas. Claro que tendrán razones, pero acaso son las más válidas? Hacen esto por la rentabilidad de la profesión o por el servicio? Por aparentar y complacer o por llevar hacia adelante su plan profesional? Estudiar Derecho, como las otras supuestas grandes profesiones (Ingeniería, Medicina, Contable), se ha vuelto un escape que reúne a algunos individuos que no saben qué quieren hacer y que se conforman con la rutas "profesionales" más comunes.

Con todo esto, yo también me uno al baile de la Pelúa.

Luis Ponce Ruiz dijo...

Elijah:

No veo como negativo esas cosas que los prof. de Ponce quieren perpetuar. Lo malo es que esa buena imagen y buena apariencia, ese savoir-vivre y el recortito domine sus vidas tanto que rechacen inmediatemente a los que no se conforman a esas formas.

Lo de la ropa también, mano. Yo pues confieso que me puedo descuidar algunas veces, sobre todo cuando todavía me pongo los pantalones y camisas de hace diez años que todavía me sirven y he sabido conservar. Si voy a dejar que una pieza de textil determine mis acciones...eh, pues, I have real big issues.

Como le dije a Madam y bien dices tú: si uno quiere ser proper pues que lo sea. Uno puede y debe escoger.

BTW, disfruté mucho de la conversación que tuviste con los estudiantes de Alberto Martínez Márquez en julio en Sagrado..sí, yo era uno de los que ahí estaba sentado.

Dra. E.A. dijo...

NOOOO, no te recortes! No te conviertas al pendejismo académico legal

C dijo...

Otro guapetón de barrio mas, que esta entrenado pa' que lo desaforen en la primera semana de práctica Ja, jajaja, asi te esperara uno de esos jueces que son hijos del opus dei y el unico periodico que leen son las avanzadas del tibunal...Bienvenido al alucinante de la justicia ,jajaja y que justicia, que mentira...

Suerte y disfruta los japi ouer...que despues que no te pongas un traje oscuro con zapatos blancos, no hay problema. Tal vez un dia te cuente la historia de La muerte del Lic. Boneta en los brazos de Chocha de Goma (perdona mi francés), un historia de pueblo, verídica...

Luis Ponce Ruiz dijo...

dra. e.a.:

¡¡¡Ea rayo!!! ¡Qué bueno que comentes así, con tanto ímpetu!... Y bueno, para no dejarte en suspenso, pues fíjate que todavía no me he recortado. Hay fuerzas muchos superiores a mí que me quieren tal y como soy: pelú.

c:

Sí, la justicia de los ricos, de los señoritos y señoritas...lástima el estado de la justicia en EE.UU. y P.R. Ahora, veo que entonces eres ¿abogado?...y mano, hay que subir esa historia del Lic. Boneta ya... La venganza de Chocha de Goma o ¡Cuidado!: porque sea de goma no quiere decir que no esté viva.

Antihéroe dijo...

La Escuela del Derecho Torcido...tremendo foro para realizar un estudio sociológico sobre las causas del conformismo intelectual. Algunos estudiantes de derecho se consideran en la vanguardia, productos de la tecnocracia institucional. Otros son simples viajeros en busca de reposo. Que decepcionante para todos, sin embargo, cuando se enteran, algunos ya tarde en sus vidas, que han sido solo mecánicos a los cuales se les enseñó a apretar la tuerca.

Muchos hemos sido los desaliñados residentes del hormiguero...sin embargo, y afortunadamente, no se trata simplemente de la aparente falta de aseo, o de la ausencia de estructuralidad en los filamentos cilíndricos que brotan de nuestro cuero cabelludo, de la ropa salpicada de fluidos foráneaos, de la cuasi-barba ni de cualquier otra abrupción folicular inconsistente con los estándares convencionales que imperan en el ambiente de los leguleyos, sino que versa sobre algo mucho más profundo y permanente que eso. Aquello es solo el pretexto..y nosotros, como buenos animales que somos, lo reconocemos a leguas con nuestro olfato.

"Bien faire et laisser dire"

Luis Ponce Ruiz dijo...

antihéroe:

Por eso el antídoto son las melenas largas y la ropa anti-fashion, para que desde la primera trinchera, la apariencia, no nos junten con el lumpen conformista.

Meche dijo...

Qué bueno que me dio con viajar en el tiempo dentro de tu blog y que me topé con esta entrada. ¡Me la disfruté muchísimo!

Esto de ser "pelú" me recuerda a cuando se hace referencia a los estudiantes de Humanidades o Ciencias Sociales. Siempre los tienen a todos por zarrapastrosos protestones y hippies frustrados con guille de fupistas. La gente siempre tiene la manía de encasillar a los demás y de generalizar, pero eso lo sabemos de sobra.

Esto también me recuerda una canción de la banda Rush, titulada "Subdivisions". Aquí te dejo la letra para no dejarte en el aire jeje:

"Subdivisions"
Words by Neil Peart, music by Geddy Lee and Alex Lifeson

Sprawling on the fringes of the city
In geometric order
An insulated border
In between the bright lights
And the far unlit unknown

Growing up it all seems so one-sided
Opinions all provided
The future pre-decided
Detached and subdivided
In the mass production zone

Nowhere is the dreamer
Or the misfit so alone

Subdivisions ---
In the high school halls
In the shopping malls
Conform or be cast out
Subdivisions ---
In the basement bars
In the backs of cars
Be cool or be cast out
Any escape might help to smooth
The unattractive truth
But the suburbs have no charms to soothe
The restless dreams of youth

Drawn like moths we drift into the city
The timeless old attraction
Cruising for the action
Lit up like a firefly
Just to feel the living night

Some will sell their dreams for small desires
Or lose the race to rats
Get caught in ticking traps
And start to dream of somewhere
To relax their restless flight

Somewhere out of a memory
Of lighted streets on quiet nights...

La tribu errante