viernes, 14 de septiembre de 2007

Mundo plástico

Si la materia nunca se destruye, entonces estamos frente a una posible situación calamitosa: estaremos arropados de basura para siempre.

Pienso en el plástico y me preocupo. Todo el plástico creado jamás desaparecerá; todas esas tarjetas de crédito, de cortesía, de membresía, de descuentos e identificación, votación y de códigos de seguridad estarán rondando en nuestras vidas por los siglos de los siglos hasta que empecemos a comer plástico. Entonces sí que viviremos una existencia plástica. El plástico dominará todo. Nos dominará tanto que muy pronto nos empezarán a crecer uñas plásticas y los dientes tendrán residuos plásticos y haremos el amor introduciendo tarjetas electrónicas en lectores causantes de sensaciones, uuhm, placenteras.

Esto soñó Julio Antonio Vázquez ayer, luego de no obtener una Venda Card para sacar copias al material del examen de hoy.

2 comentarios:

E~ dijo...

Ya pa' que! La basura ya nos arropa, ya comemos plástico sin darnos cuenta en cualquier fas fú, Si las uñas no nos crecen nos pegamos una de plástico, si no te gustan tus dientes te hacen una moldura de plastico y te los tapan y eso de hacer el amor... ya hay quien anda haciendo de eso con el plástico! Pero por lo menos el sueño de Julio se hizo realidad! ;o)

Luis Ponce Ruiz dijo...

Tienes razón...concedo que este sueño/pesadilla de Julio es nuestra realidad... y un viaje por pasar tanto tiempo en el salón de fotocopias.

La tribu errante